miércoles, 20 de febrero de 2008

Hacemos experimentos



Hoy hemos comprobado que la pelota de plástico y el corcho flotan en el agua y que la plastilina se dirige al fondo del recipiente. Hemos pesado ambas cosas y hemos comprobado que la plastilian pesa más que el corcho. Emilia nos ha hablado de Arquímede y de por qué flotan los barcos.
Todo líquido ejerce una fuerza hacia arriba que actúa sobre los cuerpos sumergidos en él. Esta fuerza lo hará flotar si es mayor que el peso del cuerpo. Esta fuerza es la resultante del sistema de fuerzas de la presión que ejerce el líquido sobre el cuerpo sumergido, y actúa en todas direcciones. Esta fuerza tiene una dirección vertical de abajo hacia arriba. La fuerza de empuje mayor cuanto más grande sea la densidad del líquido.
Los objetos menos densos que el agua son los que flotan.

3 comentarios:

mercedes dijo...

Emilia,

Me alegro de que los niños puedan realmente experimentar. Eso les encanta y es con lo que realmente aprenden.

Recientemente he leído un artículo
que hablaba de que el hecho de que la mayoría de las profesoras de enseñanza infantil sean mujeres hace que los valores y métodos que se transmiten sean precisamente aquellos que las mujeres valoran: escribir con letra perfecta, estar tranquilito en clase sin moverse, pintar con mucho color y sin salirse...Ello hace que para las niñas en edad prescolar sea muy fácil sobresalir pues se sienten identificadas con lo que la escuela pretende de ellas. Sin embargo, con los chicos es otra historia. En general a los niños les gusta más moverse, aprender por su cuenta, descubrir cosas. Para ellos el cole no les permite sacar el indiana jones que llevan dentro y mucho menos sobresalir y competir con sus amigas.
Sin entrar en cuestiones de género, creo que el que les permitas poder descubrir por sí mismos y hacerles ¨pensar¨ es algo que les vendrá muy bien a todos, tanto a los niños como a las niñas.
Mercedes
Saludos a todos los papis

gomez74 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Emilia dijo...

Gracias, Mercedes, comentarios como el tuyo, me animan a seguir con lo que estoy haciendo.