sábado, 3 de octubre de 2009

EL COMEDOR

Todos los Amiguitos comemos en el comedor. Los primeros días fueron muy duros porque al amplio horario al que nos hemos visto obligados a realizar, hemos tenido que añadirle la adaptación a nuevas caras, que nos ofrecían alimentos nuevos para nosotros. Sabemos que una de las rutinas fundamentales de nuestra etapa infantil la constituyen las horas de comer, porque a través de ellas nuestro proceso de autonomía y desarrollo personal se va consolidando. Es fundamental que los educadores del comedor concedan a estos momentos todo el valor y la atención que merecen, potenciando su valor educativo.
La idea es acostumbrarnos a comer sanamente, y de todo, desde pequeños, no siempre es fácil. A algunos Amiguitos nos ha costado muchas lágrimas, pero esperamos que con constancia y cariño se hará más sencillo el proceso.